¿El estrés te está engordando?


Compartir

Hago la dieta, hago ejercicio y no bajo de peso…

Como por ansiedad…

Soy adicto a los carbohidratos

 

Si te identificas con alguna de estas frases, es probable que además de pesarte deberías checar tus niveles de estrés. Cuando estamos estresados buscamos la manera de aliviar la tensión que estamos experimentando, y la combinación de grasa y azúcar (helado, donitas azucaradas, papas fritas) liberan en el cerebro Dopamina, un neurotransmisor que provoca sensaciones placenteras, muy placenteras.

El estrés no sólo provoca obesidad por el consumo de grasas y azúcares sino también por otros efectos que el estrés genera en el cuerpo.

Pero primero conozcamos lo que es el estrés…

Todas nuestras conductas están reguladas por el cerebro; el objetivo del cerebro es mantenernos con vida, para ello cuenta con mecanismos que evalúan los peligros potenciales, en caso de detectar alguno, se envían señales en todo el cuerpo para:

Segregar la adrenalina, noradrenalina, cortisol

Incrementar el ritmo cardiaco

Enviar sangre a las extremidades, para tener la fuerza necesaria para correr o pelear, esto disminuye el suministro de sangre para otras funciones, como la digestión.

Inhibir al sistema inmunológico (si nos come el tigre ya no importará que los virus nos ataquen).

Sensibilizar la piel.

Dilatar las pupilas

Convertir la grasa de reserva en el hígado en Glucagon, para obtener energía extra.

La respuesta del estrés se activa cuando estamos en situaciones de peligro, y también lo hace cuando experimentamos cambios en nuestra vida y nos debemos adaptar a nuevas situaciones ya sean buenas o malas (cambio de casa, una fiesta, un viaje, la muerte, deudas, separaciones, que el jefe te llame de manera inesperada, el tráfico…). 

Una vez pasado el peligro o el momento de estrés, todo debe regresar a un estado de equilibrio y el cuerpo podría descansar, hacer la digestión, sanar.  Sin embargo, en la mayoría de los casos mantenemos en un estado de alerta al cerebro y se continúa la segregación de Cortisol, la llamada hormona del estrés, provocando un estrés crónico, que puede derivar en ansiedad y depresión.

El estrés crónico mantiene los niveles altos de cortisol y esto se traduce en: envejecimiento prematuro, insomnio, colitis, gastritis, hipertensión, diabetes, cáncer, dolor crónico, fibromialgia y OBESIDAD. ¿Te suenan familiares?

El círculo se hace vicioso, el insomnio provoca incremento de orexinas, una hormona que da  apetito, ¿recuerdas el hambre que tienes después de una desvelada?, el metabolismo se desacelera, para guardar reservas, en caso de necesitarlas más adelante. Estas reservas se guardan en el área del abdomen, favoreciendo la resistencia a la insulina, aumentando los niveles de azúcar en la sangre. Si, el estrés envejece y engorda.

El estrés no se saca, no se libera, no se acaba; el estrés se regula.

Todas las sustancias que segrega el cuerpo son importantes para la subsistencia, el problema es cuando se pierde el equilibrio y se incrementan o reducen. La hormona del estrés, el cortisol hace que te levantes en la mañana, realices tus actividades cotidianas; de otra manera te quedarías tirado en la cama.

Regular el estrés, encontrar equilibrio en la mente y el cuerpo es lograr salud y bienestar. 

La práctica de Mindfulness y el Biofeedback son recomendadas por la Organización Mundial de la salud como estrategias efectivas en el tratamiento del estrés, la ansiedad y la depresión.

Si quieres conocer más, contáctanos, en Vida360 somos especialistas en regulación del sistema nervioso, control de peso y bienestar integral. 

FB: Vida360

E: vida360.contacto@gmail.com

T: 044 55 5456 3378

Elaborado por: Psic. Evelina Valdés, especialista Vida360.

Psicóloga de la Universidad Iberoamericana, entrenamiento en Programas Mindfulness de la Universidad de Massachusetts, entrenamiento en Yoga Terapia en Pune India, Diplomado en Psicofisiología del Instituto Nacional de Psiquiatría, Diplomado en Trastornos de la Alimentación Hospital Fray Bernardino Alvarez.


Facebook

Síguenos


Instagram

Síguenos