Viviendo alrededor del mundo antes de ir a Marte


Compartir

Somos Jorge y Eva, egresados del Tecnológico de Monterrey como Lic. en Finanzas y Marketing. Habiendo trabajado para corporativos multinacionales de clase mundial, decidimos renunciar a nuestra vida corporativa en México para vivir alrededor del mundo. Entendimos que el mundo está cambiando y las nuevas tecnologías nos permiten hoy hacer una vida location independent. Hasta el momento, hemos vivido en más de 35 países y podemos decir que es la mejor decisión que hemos tomado.

Nuestro nuevo estilo de vida inició a principios del 2017 cuando decidimos vivir por un tiempo en el Medio Oriente en países como Bahréin, Irán, Israel, Jordania, Líbano, entre otros. Esta área del mundo es principalmente musulmana, una religión muy ajena a nosotros en México y desafortunadamente está llena de prejuicios. Vivir en esta región nos dio un mayor entendimiento de que en cualquier parte del mundo como en cualquier religión hay gente buena y gente no tan buena.

En Irán estuvimos alrededor de un mes y fue una experiencia increíble. Eva, como mujer tenía que usar la “abaya” una especie de pashima que cubría su cabeza, así como blusas hasta la rodilla como cualquier mujer que vive o visita este país, ya que Irán es regido con leyes basadas en el Corán y todas las mujeres (incluyendo turistas) tienen que usarla. En este país conocimos muchos locales y nos envolvimos en su cultura, que es lo que realmente enriquece cada destino visitado.

Después del Medio Oriente, decidimos ir a Europa. Un cambio radical, primer mundo con todas las facilidades de transporte, tecnología y sobretodo facilidad de comunicación. Es impresionante ver los contrastes de cultura, comida, religión y formas de vida comparada con el Medio Oriente y con África, ya que nuestro siguiente destino fue Marruecos en donde con solo cruzar 20 km por el estrecho de Gibraltar, te adentra totalmente una vez más a la cultura musulmana.

Después de estas áreas del mundo decidimos irnos a Rusia, una cultura opuesta a la latina en cuanto a maneras de expresar los sentimientos. Los rusos son fríos, pero para nuestra sorpresa una vez que los conoces son extremadamente amigables y están dispuestos a compartir su cultura contigo.

De aquí siguió China, un país en donde ves reflejado en cada esquina el crecimiento económico que lees en los libros. El sistema de transporte público en China es simplemente espectacular, para nosotros el mejor transporte público del mundo. Trenes, aeropuertos, buses, estaciones de taxi, todo esta perfectamente conectado para llegar a cualquier punto dentro de la ciudad y entre ciudades. Después de China viajamos al Tíbet, una región que teníamos mucha ilusión de conocer. A pesar de que su capital hoy en día está creciendo económicamente, sigue manteniendo la esencia tanto arquitectónicamente, como culturalmente de lo que todos nos imaginamos al pensar en el Tíbet. Increíble cuando llegas a pararte enfrente del Potala Palace y verlo con los Himalayas atrás, es imponente. Más allá de lo que significa para el Budismo, es simplemente uno de los monumentos más impresionantes que hemos visitado.

India, Nepal, Indonesia, Malasia y Myanmar, han sido otros de los destinos que hemos tenido oportunidad de vivir. Cada uno de ellos tiene su propio encanto y lo más importante es que nunca dejas de experiementar algo diferente todos los días. Como dice Jorge “Viajar es como si volvieras a ser un niño”, todo es nuevo y es un aprendizaje constante.

Hace varios meses, decidimos compartir nuestro estilo de vida y así creamos Antes de Marte. ¿Por qué el nombre Antes de Marte? - Hoy hay compañías y personas con planes de colonizar Marte en el futuro, lo cual nos parece una idea extraordinaria, sin embargo creemos que hay muchas cosas que vivir, hacer y desarrollar en nuestro planeta antes de ir a Marte. Inspiramos a vivir nuestro planeta, a hacerlo nuestra casa, a vivir una vida “location independent y a vivir el “nuevo lujo” de libertad y experiencias significativas. No se trata de volverte nómada sino de ser sedentario en todo el planeta.

Estamos convencidos de que esto que estamos haciendo es un pequeño granito de arena que ayuda a desarrollar nuestro planeta. Cada destino, cada comida, cada lugar, pero sobretodo cada interacción que hemos tenido con cada persona ayuda a volver este planeta la casa de todos.

Hoy vivimos nuestro planeta antes de ir a Marte.

 

Síguenos en Instagram: @antesdemarte

Jorge y Eva.


Facebook

Síguenos


Instagram

Síguenos