IÑÁRRITU, CARNE Y ARENA.


Compartir

Virtualmente presente, físicamente invisible

La instalación de Alejandro G. Iñárritu realizada mediante realidad virtual Carne y Arena (virtualmente presente, físicamente invisible) explora la condición humana de las personas migrantes. Basada en relatos reales, las líneas superficiales entre sujeto y espectador se difuminan hasta mezclarse, permitiendo a los individuos pasear por un vasto espacio y experimentar a profundidad un fragmento de los viajes personales de los migrantes. Carne y Arena, una experiencia inmersiva en la que vuelven a coincidir Iñárritu y Emmanuel Lubezki, colaboradores frecuentes, así como la productora Mary Parent e ILMxLAB, gira en torno a una secuencia virtual de 6 minutos y medio para una persona que utiliza tecnología inmersiva de vanguardia para crear un espacio multinarrativo de luz con personajes humanos.

“Durante los últimos cuatro años, en los que este proyecto se ha ido forjando en mi cabeza, he tenido el privilegio de conocer y entrevistar a muchos migrantes mexicanos y centroamericanos. Las historias de sus vidas me perseguían, así que invité a algunos de ellos a colaborar conmigo en el proyecto”, cuenta Iñárritu. “Mi propósito era experimentar con la realidad virtual para explorar la condición humana en un intento de romper la dictadura del encuadre dentro del cual las cosas simplemente se observan y reivindicar un espacio que permita al visitante vivir la experiencia directa de caminar con los pies de la persona migrante, ponerse en su piel y llegar hasta su corazón”.

La exposición de realidad virtual Carne y Arena, del mexicano Alejandro González Iñárritu, es la exhibición pública más costosa de los últimos años. Montar en México la instalación que ha valido al cineasta obtener un Oscar especial, representó para la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y el Gobierno de la Ciudad de México, un gasto de 28 millones 527 mil 677 pesos.

 El costo de la exhibición que se presenta en el Centro Cultural Universitario Tlatelolco (CCUT) supera cualquier otra exposición dedicada a la obra de un sólo autor, montada en un espacio público mexicano, incluida la muestra del artista indobritánico Anish Kapoor, o las exhibiciones de Leonardo da Vinci y Miguel Ángel, instaladas en el Palacio de Bellas Artes o la de la japonesa Yayoi Kusama, exhibida en el Museo Tamayo.

LO QUE NECESITAS SABER PARA ASISTIR:

Carne y Arena es una obra de realidad virtual inmersiva y para algunos visitantes puede ser perturbador. Por lo tanto:

-Los visitantes voluntariamente aceptan y asumen los riesgos asociados con su participación en la instalación.

-Carne y Arena no está recomendada para personas con claustrofobia, afecciones cardíacas, antecedentes de convulsiones, epilepsia y/o sensibilidad a las luces intermitentes.

-Todos los usuarios deberán firmar la “Renuncia y liberación de responsabilidad para los participantes de Carne y Arena“ (disponible al momento de la compra).

-El acceso a Carne y Arena  está prohibido a menores de 15 años. Los menores de 18 años solo podrán ingresar si uno de sus padres o tutores legales acepta al momento de la compra

BOLETOS:

-El costo del boleto es de $300.00 e incluye acceso a la instalación de realidad virtual en su totalidad, así como al resto de las instalaciones en el Centro Cultural Universitario de Tlatelolco.  Se contará con distintos descuentos (consultar al momento de la compra).

-Los boletos se venderán todos los lunes a partir de las 9:00 horas hasta que se agoten los boletos disponibles para la semana (martes a domingo) durante la exhibición de la instalación.

-No se venderán boletos en la taquilla del Centro Cultural Universitario Tlatelolco y ésta se abrirá únicamente para validar los boletos que se compraron con descuento previamente. El día de la experiencia será indispensable presentar el comprobante de la compra así como la identificación vigente que acredita el descuento.

EL DIA DE LA VISITA:

-Si el visitante llega con un retraso a su horario de entrada a la instalación, el boleto comprado automáticamente se considerará como cancelado y no se proporcionará ningún reembolso.

-Esta experiencia de realidad virtual es para que la vivas tú solo, nadie más entrará al mismo tiempo y durante toda la visita contarás con el apoyo de personal especializado.

¡PREPÁRATE PARA VIVIR ESTA EXPERIENCIA ÚNICA!

 


Facebook

Síguenos


Instagram

Síguenos