Dormir con maquillaje... ¡NUNCA!


Compartir

Sabemos que desmaquillarte después de un día pesado puede ser un fastidio, llegas cansadísima y lo único que quieres es dormir. ¿Que es lo peor que podría pasar, cierto?. Pues aquí te dejamos unas cuantas cosas que le suceden a tu piel mientras duermes y querrás evitar a toda costa.

1. Piel Opaca y Seca

Todas queremos un rostro luminoso y joven, pero al no desmaquillarte, tu piel no repira adecuadamente; los poros se bloquean y dejas de producir las vitaminas y minerales que promueven una piel saludable.

2. Acné

La peor pesadilla de todas las mujeres. El exceso de suciedad, cebo, sudor y maquillaje se acumula en tu rostro durante todo el día, esto forma una capa sobre ella bloqueando los poros; es por eso que las céluas muertas comienzan a acumularse y es ahí cuando aparece el acné.

 

3. Envejecimiento prematuro

La contaminación del ambiente puede acumularse en la piel y obstruir los poros, lo cual puede llegar a provocar daños por los radicales libres. Los cambios  químicos y la inflamación puede dañar el colágeno de tu piel y es así como se producen los pigmentos y las manchitas del sol.

 

4. Pestañas frágiles

Todas buscamos tener pestañas gruesas y largas, para esto la máscara de pestañas es nuestra mejor aliada; pero dejarla toda la noche es un error terrible. Si no te desmaquillas correctamente, solo ocasionarás que tus pestañas se vuelvan frágiles y que se caigan fácilmente.

 

5. Resequedad en los labios

Los labios son una de las zonas más sensibles, es por eso que los debes cuidar mucho. Los ingredientes de los labios pueden contener agentes irritantes y estos podrán causar inflamación y resequedad en los labios.

 Sabemos que muchas veces es muy difícil encontrar tiempo para tratar tu piel como se debe, pero incorporar una rutina de limpieza en tu vida, podría ahorrarte muchos problemas a la larga.

 

Rutina:

Desmaquilla tu rostro con un algodón y  el desmaquillante de tu preferencia.

Remueve el exceso de maquillaje con una toallita húmeda (especial para rostro)

Exfolia tu rostro suavemente y aplica una loción tónica.

Aplica un suero y una crema hidratante.

¡No olvides los labios!. Coloca un poco de vaselina o crema labial hidratante.

¡Listo, a dormir!

 

 


Facebook

Síguenos


Instagram

Síguenos