Cuando el amor no es amor


Compartir

Cuando el amor no es amor

 

Por: Psic. Claudia García Leal

En el mes del amor y la amistad, quisiera hablarles de lo bonito que es estar enamorado. Sin embargo, la cifra desalentadora que nos ofrece la CONAPO con respecto a la violencia en el noviazgo, entre jóvenes de 15 a 24 años, la cual asciende a 61% en mujeres y 46% en hombres1, me impulsan a abordar el tema del amor desde otra perspectiva: el amor que no es amor.

A veces podemos iniciar una relación amorosa confundiendo señales que consideramos erróneamente, muestras de cariño. ¿Por qué confundimos tan fácilmente el maltrato con el amor? ¿Cómo saber si nuestro hijo o hija están en una relación de maltrato? ¿Cómo podemos salir de una relación destructiva? Y, más importante aún, ¿cómo evitar caer en una?

Ojalá hubiera una respuesta simple a estas preguntas. Las razones por las que podemos caer en relaciones abusivas son muchas, pero todas llevan a una premisa: porque no nos sentimos merecedores de amor. Quizá porque desde pequeños nos han hecho sentir no dignos de ser amados o, quizá, porque en el camino fuimos creyendo esa mentira. El caso es que este sentimiento constante de no ser suficiente, de no estar a la altura, de culpa o vergüenza, crea en nosotros una especie de hábitos o adicciones emocionales, de manera que siempre buscaremos relaciones que nos faciliten sentirnos como estamos acostumbrados a sentirnos: mal tratados.

Por supuesto que es una conducta inconsciente. Nadie en su sano juicio planea cuidadosamente vivir una relación de pareja miserable, pero estos caminos subconscientes ya han sido trazados por nuestras experiencias pasadas y difícilmente saldremos del hambre de maltrato, a menos que hagamos esta conducta consciente, y esto, en la mayoría de los casos, requiere ayuda profesional.

Por lo pronto, me permito dejarte aquí algunas señales de alerta que indican que puedes estar en una relación de amor que no es amor, que podría convertirse pronto en violencia.

1. Se burla de ti en público o en privado.

2.Te pone apodos o te insulta (con o sin moivo)

3. Te molesta, empuja, aprieta, pellizca o grita.

4.Te manipula u obliga a hacer algo que no quieres

5.Te aleja de tus amigos, familia o actividades.

6.Te cela, revisa el celular y monitorea constantemente 

7.Te hace sentir inútil, tonto(a), inadecuado(a) o insuficiente  

 

 

Psic. Claudia García Leal

Psicoteraeuta Sistémica

Cel: 55 44 84 71 43


Facebook

Síguenos


Instagram

Síguenos