Los beneficios de la aromaterapia


Compartir

La aromaterapia es una terapia alternativa basada en el uso de aceites naturales o esenciales extraídos de plantas, flores, hierbas o árboles. Tiene como objetivo mejorar la salud y el bienestar en general. Además, es un eficaz aliado en el alivio de ciertas dolencias físicas o enfermedades y, a su vez, para equilibrar el ánimo y las emociones.

En este artículo podrás conocer más acerca de sus características y sus principales beneficios ¡Sigue leyendo!

Los aceites se pueden aplicar de diferentes maneras:

·         Por inhalación. Es el método básico, puede ser directa o no (mezclando con agua, por ejemplo). También pueden emplearse difusores o vapor. Se usa para problemas en el aparato respiratorio o algunas condiciones en la piel.

·         Por masaje. Primero se diluyen en alguna loción o agua. Posteriormente, se realiza un masaje de forma enérgica o suave, según la dolencia. Ideal para contracturas.

·         Como baños aromáticos. Primero, se llena la tina de agua caliente y se echan algunas gotas de aceites. Luego, se alterna con agua tibia. Para la circulación y la relajación.

·         Como cataplasmas (calientes o frías). Para afecciones en la piel o problemas musculares.

·         Uso interno. No se recomienda. Su ingesta puede ser tóxica y la dosis incluso letal. No se debe consumir sin aval de un profesional.

A continuación te presentamos un listado de aceites esenciales utilizados en aromaterapia y sus beneficios.

·         Bergamota. Estimulante, revitalizador, energético y refrescante. Se usa para aliviar el estrés, la depresión y la ansiedad y restablecer el apetito.

·         Ciprés. Sedante, vigorizante y purificador. Además, ayuda a calmar el sistema nervioso, los síntomas de la menopausia, el estrés y las alergias.

·         Geranio. Equilibrante y estimulante. Por eso, ayuda a aliviar los síntomas de la menstruación, la depresión y la angustia. Por otra parte, levanta el ánimo y calma el sistema nervioso.

·         Jengibre. Favorece la circulación, es relajante, ayuda a prevenir mareos, náuseas y problemas digestivos. Además, ayuda a mejorar la circulación y estimular el sistema inmunitario. Por otra parte, es un gran aliado para tratar gripe y resfriados.

·         Pomelo. Estimulante, equilibrante emocional y purificante. Por eso, permite regular la emociones y combatir problemas respiratorios como el resfriado.

·         Lavanda. Purificante, equilibrante, sedante y relajante. Alivia dolores de cabeza por tensión o estrés. Además, ayuda a aliviar quemaduras y picaduras de insectos.

·         Limón. Estimulante, refrescante y purificante. Ayuda a aliviar el estrés y el cansancio mental. Favorece la circulación sanguínea.

·         Menta. Antiséptica, descongestionante y digestiva. Es eficaz para ayudar contra gripe, relajar los músculos del estómago y del tracto gastrointestinal.

·         Sándalo. Descongestionante, afrodisíaco, relajante y purificante. Ayuda a aliviar problemas emocionales, calmar el sistema nervioso, equilibrar el espíritu y el cuerpo, preparar para la meditación.

·         Romero. Es estimulante. Además, ayuda a aliviar dolores reumáticos y musculares. También, ayuda a mejorar la circulación.

Por último debes saber que no se trata de un “simple masaje” o un milagro. Durante el proceso, tienes que concentrarte en las sensaciones que te producen los aceites y aromas. Así que toma media hora de tu día, relájate y mejora tu salud física y mental. Recuerda que lo más importante es tu bienestar.


Facebook

Síguenos


Instagram

Síguenos