Muda tu negocio en 8 pasos


Compartir

Por: Laura Acosta

En esta época de cambios el tema de las mudanzas aparece en la lista de proyectos; si éste es tu plan, traslada exitosamente tu negocio con estos 8 pasos.

1. Elaborar un presupuesto

Este paso es fundamental para iniciar cualquier proyecto, no para que entremos en pánico y lo enviemos directo y sin escalas a la lista de las frustraciones, sino para buscar opciones y hacerlo. Una vez que realizamos la investigación sobre los precios de los inmuebles que nos interesan, debemos establecer el monto que estamos dispuestos a cubrir, ya sea en arrendamiento o compra. También deben incluirse los gastos de luz, teléfono, agua, mantenimiento, acondicionamiento del local u oficinas, seguridad, vigilancia, promoción, servicios de mudanza, mobiliario y equipo.

2. Elegir una ubicación

No es lo mismo escoger una locación para una empresa comercial, una fábrica u oficinas. Primero debemos detectar el mercado potencial de la nueva ubicación para determinar si es el indicado para el producto o servicio que ofrecemos, porque por muy atractivo que parezca el lugar o barata que sea la renta, si a la gente no le interesa o no es un precio que esté dispuesta a pagar, no hay negocio.

3. Verificar el espacio disponible

Que suerte tenemos si encontramos el lugar ideal a la primera; sin embargo, la mayoría de las veces no es así y tenemos que invertir tiempo en visitar diferentes locaciones hasta encontrar la que mejor se adapte a lo que necesitamos. Con mucha paciencia debemos visualizar el negocio en cada una; cómo lo acondicionaremos, si cabe el mobiliario, equipo y personal que tenemos en mente; si las instalaciones están en óptimas condiciones y cuidado con los vicios ocultos.

4. Definir un estilo para decorar

Probablemente éste sea uno de los puntos al que menor atención prestamos y que puede transformar el clima laboral en la empresa. No se trata de convertir todas las paredes en obras de arte, sino de encontrar un estilo que, de acuerdo al giro del negocio, nos haga sentir a gusto y seamos productivos en el trabajo. El secreto es una decoración armoniosa, hacer buen uso de la colorimetría y el equilibrio de la iluminación.

5. Acondicionar el lugar

Recordemos que las locaciones no están exclusivamente diseñadas para cada empresa, hay que adaptarlas. Además de la decoración, las instalaciones pueden modificarse para dar un aspecto completamente diferente al negocio y aprovechar el espacio para que luzca con mayor amplitud.

6. Amueblar

Si ya contamos con mobiliario debemos definir si lo conservaremos o adquiriremos equipo nuevo, tomando en cuenta que debe ir acorde tanto con el espacio del que disponemos como con el estilo de la decoración que elegimos; debe ser útil, no estorboso ni que luzca amontonado, que permita mantener todo en orden y limpio.

7. Organizar la mudanza

La complejidad del proceso varía en función del tamaño y estructura de cada empresa; por lo que, es recomendable designar responsables por departamentos o áreas para coordinarlo. El primer paso es seleccionar lo que se queda y lo que se va; posteriormente, acomodar los artículos en contenedores rotulados para identificarlos y que sea más fácil instalarse en la nueva locación. Por último, hay que contratar los servicios de mudanza que mejor se adapten a nuestras necesidades.

8. Inaugurar el nuevo hogar

Una vez instalados y con todo bajo control, es momento de la inauguración. El grado de formalidad puede variar de acuerdo al giro del negocio, desde una venta con precios especiales y promociones, hasta un desayuno con buffet o un evento tipo cóctel. Y lo más importante: ¡a disfrutar el cambio!

 


Facebook

Síguenos


Instagram

Síguenos