Xose Pablo, ganador del primer lugar sobre las lunas de Júpiter por la NASA


Compartir

Xose Pablo Flores Zueck, alumno que pasó a primer grado de secundaria, del Instituto Thomas Jefferson, fue anunciado junto con su equipo, como el primer lugar con el trabajo e investigación que realizaron sobre las lunas de Júpiter para la NASA. 

“Como humanidad siempre hemos volteado hacia el cielo, tal vez en busca de un espejo que nos permita vernos reflejados en otra especie. Aunque hasta el momento no hemos tenido éxito, creemos que a todos nos gustaría tener compañía en este vecindario que es el Sistema Solar.

Somos exploradores espaciales desde hace poco tiempo y apenas estamos entendiendo lo que hay más allá de nuestro planeta. Las grandes distancias son algo que hoy nos detiene, pero seguramente vamos a encontrar una solución para cruzar el espacio en algún momento. Cada aprendizaje es importante, cada lección aprendida nos abre una ventana al universo.

Hace algunos años viajamos a Saturno, un planeta sorprendente, rodeado de anillos, los más grandes del Sistema Solar, formados de rocas y hielo. La NASA envió la misión no tripulada Cassini- Huygens a orbitar alrededor de este enorme planeta y a explorar algunos de sus 53 satélites. Uno de ellos nos llamó mucho la atención: Titán.

Titán es la luna más grande de Saturno y su atmósfera, rica en nitrógeno, metano y etano, es muy parecida a la de la Tierra. La sonda aterrizó en este satélite y encontró en su superficie hidrocarburos prebióticos, una sustancia que solo puede provenir de fósiles vegetales o animales, o como resultado de un proceso industrial.

Gracias a esta misión, los científicos creen que Titán pudo albergar vida en algún momento o que existe algún tipo de vida que no requiere agua y que puede subsistir en un satélite cuya superficie está congelada a -175 oC. También existe la posibilidad de que, en este momento, Titán esté pasando por el proceso para generar vida.

Si encontráramos una forma de vida diferente a la nuestra sería la experiencia más grande en la historia de la humanidad. Todos tendríamos que replantearnos muchas cosas sobre quiénes somos y cuál es nuestro lugar en el universo. Tendríamos que aprender a vivir en armonía y aceptar el derecho de los otros a existir. Esto nos enseñaría a ser una mejor civilización, con mayor consciencia, con mayor respeto, tolerancia y humildad.

Nos emociona pensar que existe vida en Titán. Los hidrocarburos son una evidencia de que la vida puede manifestarse en formas diferentes a las que estamos acostumbrados. La diversidad, ya no solo de género sino de especies, sería algo que tendríamos que aceptar para entender que, al final, somos parte de un milagro mucho más grande.

Explorar el universo es un gran reto. Es el viaje que va a llevarnos a descubrir más de nosotros mismos y solo podremos lograrlo si estamos dispuestos a reconocer el valor de otras vidas.”

https://solarsystem.nasa.gov/scientist-for-a-day/winners/2018-19-mexico-1/?fbclid=IwAR1JDl-DGFn91g3lFYD-3Ds5Ba62w188iDUtaO6iuJOU11QrKabIc5pmpSc


Facebook

Síguenos


Instagram

Síguenos