El Medio Oriente


Compartir

En este mes que nos visitan los queridos Reyes Magos, hablaremos un poco del lugar de donde salieron hace más de 2,000 años para visitar Al Mecías, El Niñito Jesús, que acababa de nacer. Se dice que ellos salieron del Medio Oriente y siguieron la Estrella de Belén, que los guiaría hasta donde lo dice el nombre, Belén.

 El Medio Oriente carece de limites geográficos reales, ya que hay expertos que creen que sólo los países ubicados en el extremo occidental del continente asiático pertenecen a ésta región, mientras que otros aseguran que por su proximidad y la cultura compartida, países que se encuentran en África, como Egipto y Libia, son parte del Medio Oriente, o como Turquía que para algunos países es Europeo y para otros es de Medio Oriente.

Aunque muchos siguen solucionando qué países son los que pertenecen al Medio Oriente, los países que suelen estar siempre en la lista son: Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos, Bahréin, Irak, Israel, Jordania, Kuwait, Líbano, Omán, Cisjordania, Qatar, Siria, Yemen, Chipre, Egipto, Irán y Turquía.

El término “Medio Oriente” se origina de la palabra en ingles británico “Middle East”; se considera que es un término eurocéntrico, ya que define la región conforme a la ubicación que tiene comparada a Europa, en dirección a Oriente.

Estos países cuentan con una cultura diferente a la nuestra, pero sumamente interesante. Por ejemplo, en Oriente Medio se encuentran muchas religiones pero la mayor parte de la población es de religión musulmana, seguida por la población cristiana y judía (principalmente ubicada en el Estado de Israel). El idioma predominante en la región es el árabe, pero también se habla el inglés, en diversos niveles de fluidez; el alemán, el francés y el hebreo, como lengua oficial en israel. 

También hay costumbres que comparadas con las nuestras son muy diferentes, ¿quién se hubiera imaginado que un país prohibiera usar sombreros? En Irán las reglas son así.  La policía detiene a las mujeres que no utilizan el velo o que visten al estilo occidental. Los periódicos iraníes han publicado una lista de vicios morales que la policía del país quiere combatir, incluyendo el maquillaje o llevar sombrero en lugar de velo. La policía también ha informado que piensa suprimir las películas "decadentes", las drogas y el alcohol.

Hablando del codigo de vestimenta, la policía está decidida a evitar que las mujeres incumplan el código de vestimenta islámico, advirtiendo e incluso deteniendo a las mujeres que no utilicen el velo o que vistan al estilo occidental, llevando faldas cortas o transparencias, por ejemplo. Hay mucha gente conservadora que desgraciadamente, siguen luchando por no cambiar la manera de ser.

Durante el periodo reformista, las restricciones en la vestimenta se relajaron considerablemente, permitiendo que las mujeres vistiesen con colores vivos, siguiendo la moda occidental. Algunas llevaban sandalias con tacones, pantalones ajustados, chaquetas por encima del ombligo, pañuelos que mostraban el pelo o gafas de sol con brillantes incrustados con bolsos de diseño a juego. Pero la última campaña policial ha puesto fin a ese tipo de vestimenta.

En cuanto al famoso patrimonio de Medio Oriente, Roma ha dejado huella en Jordania, en ciudades como Gerasa o Jerash, pero también, dentro de la Decalópolis del Imperio Romano de Oriente, otro lugar muy recomendable en Gadara, más conocida como Umm Qais, con su fabulosa vista al mar de Galilea.

Umm Qais es una ciudad emplazada en la ciudad de Gádara y una atracción turística muy popular dentro de Jordania, destino de excursiones de un día desde la capital del país, Amman. Tan sólo, son unas dos horas de viaje, y sin dudas, el trayecto vale la pena, porque nos encontraremos con extensas ruinas que recuerdan un pasado esplendoroso, y todo, dispuesto de un modo que hace que las vistas panorámicas sean magníficas. Emplazadas en una colina, las ruinas se orientan hacia las vistas del Mar de Galilea, Tiberíades, e incluso hacia Israel y las montañas fonterizas del Líbano.

En las construcciones como Beit Rousan, antiguo hogar del gobernador otomano de la región, funcionan lugares de interés como un museo con exposiciones de la era Bizantina, o estatuas griegas. Entre las ruinas, perduran calles con columnatas, terrazas abovedadas y los restos de dos teatros. Es ideal para caminar y disfrutar de las vistas.

En Baalbek nos encontraremos con uno de los complejos arqueológicos en ruinas más importantes de todo Medio Oriente, nada menos, un complejo que se fue completando desde hace varios siglos. Antiguamente llamada Heliópolis (“ciudad del sol”) , pasando por varias fases de influencia (helenística, romana, hasta árabe-islámica, entre otras), las ruinas son hoy un tesoro histórico y turístico.

Curiosamente, a los ojos europeos, las ruinas del santuario se descubrieron hace tan sólo unos 200 años. Entre las grandes construcciones aún en pie, se destacan nueve columnas del templo de Júpiter, o el flanco del Templo de Baco. Desde 1943, el lugar permanece bajo el cuidado del Líbano. En Baalbek, se organiza un festival con espectáculos teatrales, ópera lírica, y conciertos en el patio de las ruinas, un evento monumental indescriptible, por la sensación de estar en un lugar tan importante.

Luego de la guerra civil libanesa, hasta el año 1990, las ruinas de Baalbek se pueden visitar con tranquilidad, además de presenciar el festival, reanudado desde el año 1998. Sin duda, es uno de los mejores destinos históricos dentro de Medio Oriente.

Pocos conocen o se interesan por estos lugares, lo que no saben es que tienen tanta cultura y tanta historia que no podemos dejar pasar tan fácil.

Por: Pamela Ruíz 

 


Facebook

Síguenos


Instagram

Síguenos